Seleccionar página

Siempre eres Primavera

Dedicado a la estación de las flores.

Tiende sus ramas al cielo para encontrar reposo de luz 

y camina cosiendo pétalos en el sendero al encuentro con el Dios RA del firmamento.

En todas las estaciones eres preciosa y tu mejor semblante es ver florecer tus rosas.

En otoño te vistes de pardos colores y de olor a tierra son tus arañazos.

En invierno te desprendes de miedos y el mundo recibe el sacrificio de tu mensaje.  La sabia lección de encontrar belleza en tus despojadas ramas de linajes.

En primavera eres paraguas bordado en flores y aroma a tiempo. Hojas teñidas de vida y corolas dibujando sueños.

En verano te llenas de recuerdos y la nostalgia se apodera de tus ramas y tu cuerpo.

Me entrego a ti.

Me entrego a tus estaciones frías, cálidas y húmedas.

Me ato y me libero a tus días salvajes, suaves y tropicales.

Me enredo y me desenredo en tus tardes rotas y coloridas.

Me entrego a tus sombras y también a tus “no puedo”.

Pintas sin saberlo todos mis días de paz

y sueño ver con qué traje de luz te has vestido cada mañana al despertar.

Si lucirás rojo carmesí en tus labios de madera o si forjarás un canto por la naturaleza

vistiendo de piel mojada tus alas de leña.

Gracias naturaleza.

Gracias otoño, invierno, verano y siempre primavera porque como bien dijo un eterno poeta “podrán cortar las flores, pero no podrán detener la primavera”.

Sigue siendo la inspiración de mis noches, días y mañanas desiertas.

Sigue dejando desojar margaritas y azucenas.

Sigue siendo la inspiración de poetas.

Subscríbete a DoceLetrasSubscribirse