Seleccionar página

Mi Eva

 

Dedicado a la adolescencia, que arrebata y arrasa.

 

Ella vestía las mañanas de rocío,

una falsa inocencia sus notas de voz,

de ternura eran sus pequeños abrazos de dulzura sus locuras y delirios.

Ella giraba alrededor de mi mundo.

Era mi órbita y yo su constelación.

Jugábamos a teñir los días duros

y las noches de nanas de amor y canción.

Tenía verdad en la mirada,

sus pisadas eran de nácar,

cuna de sueños en su sonrisa

Tenía gestos de bella niña.

Porque era eso, era mi niña.

yo de los miedos su Guardiana.

Éramos hermanas ella y yo.

Éramos Pangea, pero el Big Bang llegó.

Un mañana se desnudó de Infancia

se desvistió la ilusión y vistió de Ego,

disfraz cruel de egoísmo y egolatría.

Bestia adolescencia cubrió entero el cuerpo.

Se maquilló de fantasías mi fiel Eva.

Se calzó tacones altos de destierro.

Por mirada una lujuria de hierro

se abrió pronto el deseo hacia sus caderas.

Manos vírgenes, sabor a cielo.

Ella era un espíritu hambriento.

Melena al miedo y huella lacera. 

Meteorito culpable de su adiós.

El fin de su universo.  Una traición.

Adolescencia se apoderó del vuelo.

Ahora caminan los miedos por su cuerpo

huracán que destruye hasta sus destellos.

¡Bella niña!

Te esperaré como quien espera enero.

Seguir siendo guardián en luces y sombras.

 Curar con haces de luz tus desconsuelos.

Reconstruir tu firmamento, sanando alas, 

Quitarte los miedos esos que te espantan,

Aquellos que tanto te ahogan en tus sueños.

Mujer valiente

Mujer valiente

Mujer valienteA todas las mujeres  y su poder de intuición, que no maldad.Reacciona como una...

En cien mil partes

En cien mil partes

En cien mil partes       A aquellos que quieren dar una vida nueva, a lo que ...

Subscríbete a DoceLetrasSubscribirse