Seleccionar página

Fuerza

 

 

Dedicado al descontento de ser el tabú de una sociedad de fiesta, alcohol y buenas caras.

Te engañaron.

Te engañaron diciendo

que el mundo

es igual que en tus pesadillas,

que las palomas de la paz no existen

porque no existe nada más que hipocresía,

que el amor y la soledad van Unidos de la mano

y que las voces feroces sirven para calmar llantos.

¡Grito!

Grito por mis deseos rotos en madrugadas,

lloro del descontento que me causa ser el tabú

de una sociedad mal expresada,

una sociedad de fiesta alcohol y noches derramadas

de sudor, sexo y buenas caras.

Una sociedad que solo habla de excesos caros

y no de los venenos que dañan el alma.
Quisiera gritar al viento

que el viento no me hace falta.

Soy poeta destruida por las plumas que mis buitres lanzan

y camino como quiero

porque quiero caminar

como me dé la gana

porque la vida me ha enseñado

que sufrir te hace más fuerte,

pero también más desgraciada.

Subscríbete a DoceLetrasSubscribirse